La Gobernadora reelecta mantuvo una intensa agenda de trabajo en Buenos Aires. La mandataria gestionó la reunión que le permitió mantener conversaciones con autoridades de Aduanas a nivel nacional; donde solicitó que le informen los plazos de implementación del sistema informático que va a permitir el funcionamiento y la posterior apertura de las Zonas Francas en Santa Cruz.

De la reunión realizada en Buenos Aires participaron el Director Adjunto de la Aduanas, Ignacio Federici; el subdirector General de Operaciones Aduaneras del Interior, Gustavo Echegoyen; la directora de Coordinación y Evaluación Operativa Aduanera, Carolina Caironi, la subdirectora general de Técnico Legal Aduanera, Gladys Morando, el asesor del director general de Aduana, Felipe Viramonte Noguer, y el gerente de Desarrollos de Nuevos Proyectos de London Supply, Francisco Heredia Lafuente.

Alicia Kirchner estuvo acompañada por el ministro de Producción, Comercio e Industria, Leonardo Álvarez y la secretaria de Comercio e Industria, Silvina Córdoba.  La reunión, que estaba agendada previamente a la publicación de la reglamentación de Zonas Francas en el Boletín Oficial la semana pasada, y se concretó a instancias de la gobernadora, quien solicitó que le informen los plazos de implementación del sistema informático que va a permitir el funcionamiento y la posterior apertura de las Zonas Francas.

La mandataria provincial propuso una modificación del Régimen de la Zona Franca, que ya tiene más de 30 años, que se focalice en las particularidades de las economías regionales. Particularmente para Santa Cruz la posibilidad de fabricar o industrializar insumos para las industrias mineras, petroleras y pesqueras que ya están radicadas en el territorio que redundaría en valor agregado y mano de obra intensiva.

Durante la reunión, la Gobernadora planteó la necesidad de concluir las cuestiones referidas a la franquicia de los autos y también el pago del excedente de franquicias.  A la vez que demandó mayor interacción y presencia de los funcionarios nacionales radicados en Santa Cruz con el gobierno de la provincia y que incluyan a la provincia en el Consejo Federal de Zonas Francas.

Durante los últimos tres años, en que las Zonas Francas estuvieron cerradas, el acuerdo social santacruceño permitió acompañar y contener a los permisionarios que realizaron importantes inversiones y habían puesto, no solo recursos económicos a disposición del proyecto, sino también esperanzas en formación de empleo y oportunidad de consumo.

Compartilo en redes: